*RESISTENCIA A LA INSULINA

¿Qué es la Resistencia a la Insulina?

Hay muchas formas de explicar la resistencia a la insulina, lo mejor es buscar ejemplos comparativos para hacernos entender fácilmente sin entrar en tecnicismos médicos, ya que es más fácil de entender de una forma simple, pero resumiendo la resistencia a la insulina…es la madre del cordero!

Y es que tiene tela, ya que aunque muchos señalen a la Diabetes o incluso al Alzheimer como las enfermedades del siglo XXI, resulta que la resistencia a la insulina puede ser (al menos en la diabetes tipo 2) el paso previo a muchas enfermedades..así es que prevenir…será mejor que curar.

¿Qué es la Resistencia a la Insulina?

Significa que nuestro organismo no es capaz de gestionar la cantidad de hormona insulina que produce, digamos porque ya está saturado de ella..

La insulina es una hormona que el páncreas produce con el fin de regular los niveles de glucosa en sangre, hasta ahí todo bien, ya que ésta insulina se reparte por las células haciendo su trabajo de gestionar la glucosa ayudando entre otras cosas a llegar al cerebro para su buen funcionamiento, peeeerooo, el problema viene cuando estamos saturados de insulina, ésto se produce generalmente cuando el páncreas recibe órdenes de generar más insulina, algo que suele pasar tras comer sobre todo cuando son alimentos precocinados, azucarados o procedentes de harinas refinadas, también otros alimentos no procesados tienen de forma natural azúcares que se convierten rápidamente en glucosa (ésto depende del índice glucémico o la carga glucémica de algunos alimentos).

También el estrés hace que se genere más cortisol (otra hormona) que también requiere más insulina, por lo que el páncreas sigue trabajando en producirla.

Factores que causan Resistencia a la Insulina:

  1. Una alimentación poco saludable, con azúcares, alimentos procesados, aditivos, harinas refinadas, poca fibra, etc..
  2. Estrés mantenido en el tiempo o estrés crónico. El estrés mantenido en el tiempo nos sobrecarga de otra hormona el cortisol, la cual también favorece la resistencia a la insulina.

¿Cómo influye el azúcar en la resistencia a la insulina?

Si tenemos en cuenta que la OMS (Organización Mundial de la Salud) aconseja que el azúcar no debe exceder el 5% de las calorías diarias consumidas, es decir, no tomar mas de 25gr al día, y sin embargo si empezamos a mirar etiquetas (ésa letra minúscula que suele venir por detrás del envase…) vemos la cantidad de azúcares escondidos que hay detrás de cada alimento envasado, a veces con una sola ración o un simple yogur de frutas (de los comunes) ya casi tenemos esos 25g ¿y quién se come un solo yogur al día?? Así es que si no puedes dejar del todo el azúcar, empieza a sumar… ▶️Las etiquetas suelen traer la proporción de azúcar por cada 100gr de producto y al lado por ración….pero claro una ración o porción de chocolate (por ejemplo) puede no ser igual para todos…para unos puede ser una onza, para otros dos y para otros media tableta!
Por eso es importante fijarse a la hora de calcular cuánto vamos a comer y el peso. ▶️Las etiquetas deben traer los ingredientes ordenados por mayor proporción, de mayor a menor, empezando a nombrar los de mayor cantidad, así un chocolate +85 empezará por cacao, y uno con leche seguro empezará con azúcar.

Con todo ésto no es de extrañar que la resistencia a la insulina sea la culpable de muchas sintomatologías «raras» de esas que nuestros médicos achacan una y otra vez al estrés y a la ansiedad, la explicación puede ser otra y además está científicamente demostrada por muchos estudios, nuestro cuerpo llega un momento que no tolera más insulina y nuestras células se cierran en banda ante cada pico de glucosa para que no entre más porque simplemente no les entra! (imaginar una habitación totalmente llena de gente que no entra un alfiler).

¿Qué síntomas produce la resistencia a la insulina?

Pues casualmente, produce las mismas que una acumulación excesiva de histamina, o mejor se podría decir que la histaminosis puede ser en muchos casos un síntoma de la resistencia a la insulina.

Síntomas habituales de Resistencia a la Insulina:

Hinchazón abdominal.

Grasa acumulada zona abdomen.

Dificultad para adelgazar.

Verrugitas o acrocordones en la zona de cuello y pecho.

Acantosis nigricans, unas manchas oscuras en zona de nuca y axilas.

Picor, urticaria.

Sudoración excesiva.

Ansiedad, estrés.

Visión borrosa.

Cansancio extremo

Niebla mental, entumecimiento.

Dolor de cabeza.

Sequedad de las mucosas.

Palidez y debilidad muscular repentinas.

Sensación de mareo.

Endometriosis.

¿Cuál es el tratamiento para la resistencia a la insulina?

Muchos especialistas incluso confirman que la resistencia a la insulina se puede revertir, de hecho, sí es una realidad que frenar el avance de la resistencia a la insulina hará que evitemos tener una futura diabetes.

Lo principal es cambiar la alimentación (vemos más en este otro post), durante un espacio de tiempo es necesario llevar una alimentación libre de azúcares refinados, quitar todos los alimentos precocinados, incluso quitar alimentos con harinas refinadas y con gluten, el proceso que se produce en nuestro cuerpo al comer alimentos con gluten da para otra entrada larga y lo dejaré para otra ocasión, pero sí, es recomendable quitar las harinas con gluten. También la leche de vaca, ya que su proteína se convierte en un azúcar de rápida absorción por nuestro organismo lo que nos lleva a picos altos de glucosa.

Es importante combinar otros alimentos que nos ayudan a que los alimentos que puedan tener un alto IG (índice glucémico) no suban tan rápido a sangre, por ejemplo el vinagre de manzana, la canela o la estevia en hojas (o triturada) ayudan a que los picos de glucosa tras ingerir un alimento alto en IG no sea tan rápido.

Por otro lado, hay que buscar un especialista que nos indique si esa acumulación en el tiempo de digamos «intoxicación» por acumulación de azúcares y que posiblemente ha dañado nuestra flora intestinal, ha llegado a producir otros trastornos en nuestra salud, como puede llegar a ser por ejemplo el lupus.

También es fundamental aprender a manejar el estrés, no dar tanta importancia a las cosas y aprender a vivir el momento presente.

El coaching nutricional te puede ayudar además como terapia para controlar la resistencia a la insulina, ya que ésta terapia ayuda a conseguir unos hábitos alimentarios saludables trabajando además esos bloqueos mentales que nos impiden conseguir esos hábitos más saludables de forma natural.

Por suerte, quienes hacen previamente una dieta baja en histamina o para reducir candidiasis, no sentirán mayor esfuerzo al tratar la resistencia a la insulina, aunque hay alimentos como los aguacates que en histaminosis no se recomiendan y sin embargo a nuestro organismo les hacen falta sus grasas beneficiosas.

Como veis por sus síntomas y sus efectos, la resistencia a la insulina, tiene tela!